Señas de identidad

Conviene reflejar que el Ceip. Antonio Mingote lleva a cabo un Proyecto Específico de Centro, donde se trabaja por centros de interés a través de Proyectos desde Educación Infantil y toda la etapa de Educación Primaria, favoreciendo así la estimulación cognitiva del alumno.

En líneas generales, los principios generales del centro son:

  • Nuestra metodología mantiene la figura del docente como mediador entre el alumno y  el conocimiento como elemento regulador del proceso educativo. Desde edades tempranas se promueve una metodología activa en la que el alumno se siente protagonista. En este proceso de maduración personal el profesor juega el papel de orientar, y el alumno pasa a ser activo constructor de su conocimiento de manera creativa y reflexiva.
    En el proceso de aprendizaje, uno de los pilares de nuestra metodología es el razonamiento, que fundamenta los aprendizajes en procesos prácticos de investigación, manipulación y experimentación y desarrolla la capacidad crítica a través de un continuo proceso de análisis y síntesis en diferentes momentos, aprendiendo a estructurar su pensamiento de manera lógica y funcional.
  • Por ese motivo, trabajamos por proyectos que ayudan a que nuestros alumnos integren sus conocimientos con visión analítica y global. El centro no trabaja con libros de texto y cuenta con una herramienta de trabajo como es el iPad a través del modelo “One to One” (un alumno, un iPad).
  • Inteligencia emocional. El proyecto educativo también busca en nuestros alumnos el desarrollo de personalidades socialmente equilibradas, que gestionen sus emociones y comprendan los sentimientos de los demás con una actitud positiva ante la vida, que desarrollen habilidades sociales que les posibiliten la comunicación de sus emociones, compartiendo sus opiniones o mostrando diferentes puntos de vista en un clima de respeto mutuo.
  • El aprendizaje cooperativo que  supone una nueva forma de entender el aprendizaje, una manera de comprender el trabajo en grupo, entendido no como distribución de tareas, sino como una manera de aprender juntos de un modo responsable y equitativo. Bajo este prisma, aprender significa ayuda, colaboración, responsabilidad compartida e integración de todos en un proyecto común.
  • Escuela inclusiva donde ofrecemos el espacio para lograr el reconocimiento del derecho que todos tenemos a pertenecer a una comunidad, construir cultura e identidad con los otros y a educarnos en las instituciones formalmente reconocidas, cualquiera que sea el medio social, la cultura, la ideología, el sexo, la etnia o situaciones personales derivadas de una discapacidad física, intelectual, sensorial o de una sobredotación intelectual.
    En la inclusión, el centro de atención es la transformación de la organización y la respuesta educativa de la escuela para que acoja a todos los niños y así tengan éxito en el aprendizaje y ser capaces de dar una educación de calidad a todos los alumnos, para lograr cambiar las actitudes de discriminación, para crear comunidades que acepten a todos, y por ende, colaboren en la construcción de una sociedad integradora.
    Todos los niños deben aprender juntos omitiendo sus dificultades y diferencias individuales, centrando su mirada en las fortalezas. Debemos adaptarnos a los diferentes ritmos de aprendizaje de los alumnos y garantizar una enseñanza de calidad. Los alumnos deben recibir todo el apoyo adicional necesario para garantizar una educación eficaz.